Desde mi humilde Atalaya
en silencio y tranquilo
contemplo el devenir
de amigos y conocidos.


De los amigos casi conozco todo,
de los otros casi no conozco nada,
pues es tal la confusión
que entre unos y otros
en mi mente esta formada,

por decir hoy una cosa
y al siguiente día negarla,
que para mí...
los hechos son los que mandan
y hacen las palabras vanas.

Por eso es que los amigos
los quiero de palabras claras
sinceras y transparentes,
que no se las lleve el viento
y ni con el eco del tiempo
las palabras,
¡No se ciñan a los hechos!

Manu Fiel 2019